La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

TALLER DE HABLIDADES SOCIALES Y CONDUCTA SOCIAL

Publicado 15/11/2015

Aristóteles en su obra “Política”, ya planteaba nuestra condición de seres sociales. Pero no es necesario recurrir a citas erud

itas para corroborarlo; la vida cotidiana se encarga de demostrarlo a cada momento. Salvo infre

cuentes caos de aislamiento extremo, lo habitual es que afrontemos múltiples situaciones de interacción social cada día.

Ya sea a través de medios técnicos (teléfono, videoconferencia, chats, etc) o de forma directa, cara a cara, nos enfrentamos a diferentes relaciones en las que se ponen en juego objetivos, necesidades e interlocutores diversos. Es así la importancia de conocer qué hacemos y cómo, de cara a poder afrontarlas de una manera competente.

De ello depende que establezcamos y mantengamos unas buenas relaciones de amistad, familiares y/o de pareja; que desarrollemos interacciones eficaces con profesionales diversos; que resolvamos conflictos con nuestros colegas; que trabajemos de manera coordinada con los compañeros de equipo; que demos charlas amenas en público; que nuestros hijos se desarrollen de una manera más saludable; que ejerzamos nuestra profesión adecuadamente y un largo etcétera.

Las implicaciones de todo lo anterior son obvias; entre otras, mayor bienestar y ajuste psicológico, mayor competencia profesional o mejores redes de apoyo social. Todas ellas se convierten en componentes esenciales de un desarrollo integral de la persona. De ahí que el área de las Habilidades Sociales, y por extensión, el de la Competencia Social, sean de gran interés no sólo dese un punto de vista teórico, sino pensando tam

bién en cómo se pueden desarrollar eficazmente los individuos.

Las Habilidades Sociales podrían ser definidas como un conjunto de capacidades que nos permiten ejecutar aquellas conductas aprendidas que cubren nuestras necesidades de comunicación interpersonal y responden a las exigencias y demandas de las situaciones de forma efectiva. Estas habilidades no son una característica de la persona, sino de la conducta de ésta y, por tanto, susceptibles de aprendizaje. No son patrones rígidos de comportamientos, sino reglas de actuación útiles en diferentes situaciones y contextos. 

Pero sin duda, lo más importante es que las Habilidades Sociales son un prerrequisito para el buen funcionamiento psicológico.

 

1. OBJETIVOS

Objetivo general

  • El objetivo general es potenciar los recursos personales y conseguir que lleguen a establecer y mantener relaciones interpersonales gratificantes.

Objetivos específicos

  • Aprender a ser asertivos.
  • Aprender habilidades para relacionarse con los demás.
  • Promover la capacidad para resolver los conflictos de la vida diaria.
  • Fomentar la creatividad.
  • Mejorar la comunicación verbal y no verbal.
  • Adquirir o aumentar la autoestima.